¿Cómo lavar y desinfectar correctamente tu auto?

Compartir

Desinfecta tu auto

¿Cada cuánto te propones lavar tu auto? ¿Una vez a la semana, dos veces al mes, o casi nunca? Es importante que te preocupes por limpiar y desinfectar tu auto para su cuidado, en pro de tu salud y la de todos los que suelen viajar en él.

Para hacerlo, te traemos estos 5 sencillos pasos, que te ayudarán a desinfectar el auto cuando lo utilices mucho o bien si permanece mucho tiempo cerrado y parqueado. Es importante que mientras realices la limpieza de tu auto, te protejas las manos para evitar posibles maltratos en ellas.

 

Si tu auto es relativamente nuevo, recuerda que sin mucho esfuerzo puedes seguir estos consejos de protección y mantenimiento que dejamos para ti, para alargar su vida útil y conservar la emoción del primer momento. 

 

1. La carrocería y las manijas del auto

Si tu intención es lavar y desinfectar el auto de adentro hacia afuera, comenzar por la limpieza de las manijas de las puertas es muy importante para ir eliminando suciedad y bacterias.

 

Para hacerlo, puedes escoger entre estas dos opciones: la primera es un paño de microfibra con limpiadores libres de cloro o peróxido, y la segunda es un paño con alcohol isopropílico (el que usamos para desinfectar heridas en casa), preferiblemente diluido mínimo a razón de 70% alcohol y 30% de agua.

 

¡Evita los químicos fuertes!

Evita desinfectar tu auto con cloro debido a su capacidad para decolorar y la rudeza de sus ingredientes y tampoco utilices agua oxigenada (peróxido de hidrógeno). Además, te invitamos a probar primero en una pequeña parte del vehículo la solución que escojas, para probar su efecto y evitar daños en la pintura y en las piezas internas.

 

El volante: lo que más manipulamos

Estudios revelan que el volante puede estar hasta 4 veces más sucio o contaminado que un baño público, sin contar la cantidad y variedad de bacterias que pueden vivir en nuestro carro en determinado momento. Por eso es importante desinfectar tu auto y cada una de sus partes, en especial aquellas con las que tienes más contacto como el volante.

Su limpieza es la más sencilla, pues con el paño impregnado de la solución vas a hacer movimientos similares a cuando estás girándolo, tratando de quitarle la suciedad por delante y por detrás, incluyendo en el centro del volante (claxón), los controles  (direccionales, limpiadores) y botones o palancas traseras (multimedia o velocidades).

Con el mismo paño, puedes seguir la tarea de lavar tu auto, el freno de mano, los apoyabrazos, las ventanas, así como el resto de elementos y accesorios.

 

La tapicería: ¿cómo lavarla sin dañarla?

Si lo que quieres es lograr desinfectar tu auto por completo, para la tapicería puedes usar la solución de alcohol que preparaste pero en pequeña cantidad, porque colocarle en exceso la puede dañar. Posteriormente, si tienes algún limpiador exclusivo para tapicería se lo puedes aplicar para un mejor acabado.

Si está lleno de restos de comida en las comisuras o costuras, al lavar tu auto puedes utilizar un cepillo de cerdas blandas que te ayude a retirar el sucio o una aspiradora que será mucho más efectiva, y con la que también vas a poder limpiar las alfombras del carro.

 

Aire acondicionado: ¿cómo está el filtro?

Puede parecer un poco exagerado, pero mantener el filtro del aire acondicionado limpio y libre de impurezas, aunque no lo uses con frecuencia, es importante para que no entren partículas, bacterias y demás agentes infecciosos que pongan en riesgo la salud de quienes viajan en él.

Si no tienes la oportunidad de visitar a un especialista para que haga el cambio, puedes revisar el Manual del Propietario de tu vehículo y seguir los consejos que allí te den para su limpieza. 

 

¿Y las llantas? También puedes limpiarlas

Cuando te animes a lavar tu auto, no dejes en el olvido a las llantas. Además de dejar reluciente el aspecto exterior, eliminarás el sucio que se acumula en los surcos, conocido como “dibujo de la llanta”, pues mantenerlos limpios les da mayor adherencia y también evita el aquaplaning en tu resguardo al manejar.

Si vas a desinfectar tu auto al llegar a casa, sigue estos consejos para limpiar las llantas una vez que se enfríen. Además, si tu auto va a estar parqueado por un largo período de tiempo, muévelo en trayectos cortos para evitar que las llantas se mantengan en la misma posición y se deformen.

Recuerda que también puedes llevar en tu auto un kit de emergencia, guantes protectores, tapabocas y toallitas desinfectantes, que te ayuden a evitar posibles riesgos.